Bank2_2194348b

Tal vez no existan procesos tan complejos y delicados como los que este tipo de entidades desarrollan, porque involucran una gran cantidad de personas, pero al mismo tiempo deben prestar atención a la particularidad de cada una de ellas, a sus casos específicos, a sus necesidades, peticiones, condiciones, a la historia financiera de cada una.

Además, la actividad financiera requiere una exactitud única: las cifras deben cuadrar matemáticamente, de manera que aquí no puede haber errores de cálculo ni aproximaciones, ni margen de ningún tipo. Por eso podemos decir que la exactitud y la complejidad están presentes en un grado extremo en esta actividad.

Los beneficios del Big Data tienen que ver precisamente con estas necesidades del sector financiero. Big Data permite tener esta gran cantidad de personas, cada una con sus detalles particulares, y obtener análisis completos e informes precisos de cada una según sea el caso, con la posibilidad de diferenciar categorías muy definidas.

Esto significa una mejora notable en cuanto a la calidad del servicio que los bancos pueden prestar a los ciudadanos en el mundo.

Inicialmente el registro de todos estos movimientos en medios digitales y haciendo uso de Big Data significa garantizar que la seguridad de la información de los usuarios crecerá. Trampas como la falsificación de la identidad, el hackeo de las cuentas, los movimientos fraudulentos, pueden detectarse con una mayor probabilidad. Supongamos por ejemplo que alguien trata de entrar a la cuenta de una persona, e intenta sacar todos sus ahorros; si el banco en cuestión cuenta con una herramienta Big Data, ésta le dirá inmediatamente que este movimiento, según el histórico de esa persona y de sus cuenta, es irregular, y que por seguridad debe confirmarse personalmente la transacción. Este es un ejemplo entre muchos que pueden mencionarse sobre los beneficios que traería el Big Data para la seguridad financiera.

Otra consecuencia positiva sería la relacionada con la agilidad de los servicios electrónicos. Una mayor capacidad de manejo de datos hará que los estancamientos, los fallos de sistema, la repetición de actividades, la demora en las solicitudes, todo esto se reduzca significativamente. Así la comodidad promocionada por tantos bancos acerca de la posibilidad de hacer nuestras transacciones desde la comodidad de casa, haciendo uso de Internet, ampliará su cobertura a todo tipo de servicios.

Estas perspectivas aún están en desarrollo y no puede saberse con exactitud cómo se proyectarán ni cuando exactamente vernos una banca completamente transformada; su importancia, sin embargo, es clara para los líderes del sector financiero alrededor del mundo: Beatriz Sanz, Socia y Analytics Leader para EMEIA de EY, señala: “no apalancarse en este nuevo modelo de gestión empresarial es quedarse atrás en una competición de alto voltaje” (tomado de http://goo.gl/ju5H9Q).

Sin título-1

- dexon

0 Comment

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *