Blog 27 Julio

La información ya hace parte fundamental de cualquier organización. Desde pequeños negocios hasta empresas grandes, en todas encontramos algún tipo de gestión especializada de los datos producidos durante las actividades diarias. Para esta gestión se hace uso de diferentes roles dentro de la organización misma.

Anteriormente se basaba todo el aspecto tecnológico en el equipo encargado de TI, y en su líder, conocido tradicionalmente como CIO (Chief InformationOfficer). Sin embargo, la especialización y diversificación de los usos de la información han llevado a la creación de otros roles dentro de las organizaciones.

Algunos conocidos son el del científico de la información, que maneja las habilidades necesarias para la creación de algoritmos específicos según las necesidades propias de cada negocio según sus características y las de los productos que comercializan. Aunque hace algunos años no se conocía mucho, en la actualidad es un papel importante en las compañías.

Hay otros roles, sin embargo, que no se conocen tan ampliamente. Esto hace que tampoco se conozcan muy en detalle las diferencias entre cada uno de ellos: a qué se dedican específicamente, cómo es la posible relación que se establece entre ellos.

Recientemente Bob Hayes hizo un estudio para Business Over Broadway (B.O.B.) en el que encuestó a diferentes científicos sobre la información de su labor. Una mayoría coincidió en decir que su trabajo sólo puede ser realizado en conjunto con un equipo completo de profesionales de la información que se apoyan mutuamente.

Esto significa que conocer estos detalles es importante para el desarrollo de proyectos de analytics de verdadera calidad. ¿Cuáles son entonces estos profesionales que conforman el equipo de la gestión completa de la información? En principio son éstos: el arquitecto de datos, el ingeniero informático, el analista, y el científico.

Arquitecto de datos: ‘tiene un amplio conocimiento de cómo funcionan las bases de datos, así como de la manera en que la información adquirida se relaciona con las operaciones del negocio. Idealmente el arquitecto es capaz de pensar cómo los cambios pueden llegar a afectar el uso de los datos en la compañía, y adaptar la arquitectura para disminuir el impacto’ (https://goo.gl/RlzWbY).

Ingeniero informático: su actividad tiene más relación con el proceso de ETL. La gran diferencia con el arquitecto es que éste tiene una mayor incidencia en el diseño y mantenimiento de los almacenes de datos, mientras que el ingeniero se involucra más en procesos dinámicos de traslado y transformación de la información.

Analista: el analista encuentra su lugar de trabajo más al final del ciclo de vida de la información. Principalmente se encarga de todos los aspectos de análisis y visualización de la información.  También genera el tipo de estadísticas que serán utilizadas para medir los resultados obtenidos.

Científico de la información: puede decirse que el científico tiene la visión más global de todo el proceso. Es él quien desarrolla los algoritmos que van a emplearse para todo el proceso de la información según el enfoque particular del negocio. En especial puede proyectar todo lo relativo a las capacidades de análisis predictivo.

- dexon

0 Comment

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *